Familias con PERTHES.net

Grupo de apoyo para las familias de habla hispana. Desde 1.999.

CASOS de PERTHES

JORGE

Jorge nació en Octubre de 1995, el parto fue normal y su peso al nacer 3,300 Kg., es un niño muy fuerte, sano y vital.

Octubre-1998: (3 años)

Justo el día después de su cumpleaños observamos que cojea un poco, pero de momento no le dimos importancia y en unos días se le pasó. Pasaban los días y de vez en cuando observábamos que volvía a cojear y la maestra del colegio nos dijo que durante los días en que cojeaba se le observaba que bajaba un poco en su casi hiperactividad.
Llevamos al niño al hospital por urgencias y nos dicen que puede ser sinovitis transitoria y que tomara Dalsy si cojeaba. Así hasta Diciembre.

Diciembre-1998:

La cojera no remite y a Jorge lo ingresan para hacerle pruebas. Resultados: Ecografía: no derrame articular y sin alteraciones significativas. Rx: centro de osificación cabezas femorales asimétricas. Resonancia magnética de caderas: Enfermedad de Legg-Calve, Perthes, según la clasificación de Ranner, estadio III en cadera izquierda con afectación del cartílago articular y estadio I-II en cadera derecha sin deformación. (T1) Vida normal y si cojea Dalsy y reposo. Tras un tiempo así y sin ver que dejara de cojear esporádicamente decidimos visitar a otro traumatólogo. (T2) Una semana de reposo absoluto (dado que en ese momento Jorge cojea y tiene limitación para la rotación en cadera izquierda) y pasada esa semana colocar Férula Atlanta.

Febrero-1999:

A finales de Febrero le colocan la mencionada férula. Imagínate la cara que se nos quedó a nosotros al ver al niño con este aparato. Actualmente ha pasado dos revisiones en San Juan de Dios de Barcelona, que es donde le llevan y donde le visitó el (T2) y al mismo tiempo el (T1) le hace controles mensuales. En estos momentos se encuentra al inicio de la fase de fragmentación.

Quiero también comentar que nuestro hijo se ha adaptado a la nueva situación con la férula de una forma sorprendente, lo que a nosotros nos ha ayudado a levantar nuestra moral y ver que es una situación pasajera y si todo va bien con el tiempo será un recuerdo.

Gracias y felicidades por la decisión de crear esta página.

Javier y Begoña.

 

Diciembre-1999:

Tuvimos visita en Barcelona y nos dijeron que podíamos retirarle el aparato a Jorge durante la mitad del día, nosotros optamos por quitarselo durante las tardes al salir del colegio. Jorge ya tenía la cabeza del fémur al principio de la fase de regeneración.

Febrero-2000:

Tuvimos otra visita en la que nos indican que podemos retirarle la férula Atlanta a Jorge.

Durante las semanas siguientes observamos que Jorge tiene caídas reiteradas y muy tontas, como si la pierna le flojeara, también cojea de vez en cuando, se lo comunicamos al traumatólogo y nos dice que es normal, que tiene que coger tono muscular y que con el tiempo se pasará. En los periodos en que el niño nos dice que le duele la pierna, le damos Dalsy.

Mayo-2000:

En estos momentos Jorge ya va con mucha más seguridad, no cojea ni suele tener caídas.

Al igual que en su día comunique que el niño había aceptado muy bien el aparato y no le supuso ningún impedimento, ahora al retirarselo, ni Jorge ha echo ningún comentario sobre el hecho de quitarselo, ni nosotros (padres, familia y entorno escolar), tampoco; por ejemplo: "Jorge que bien que ya no llevas el aparato".

Esta indiferencia hacia el aparato, creemos que le hizo comprender que era una situación normal y ayudo a evitar cualquier tipo de rechazo.

Septiembre-2000:

Hemos acudido a la revisión, le han hecho radiografías para ver la evolución del perthes de Jorge . Como ya comentamos, lleva desde Febrero sin la Férula de Atlanta. La cabeza del fémur ya esta prácticamente formada y redondeada, nos han dicho que ya no hay ningún tipo de peligro, ya que el hueso está duro, y que puede hacer vida totalmente normal. Se le practicarán revisiones en periodos mas largos de tiempo (2 años aprox.) hasta que termine su crecimiento.

Por fin parece que vemos el final de este túnel, y damos gracias de no haber sido uno de esos casos de tratamientos tan largos. Queremos animar a todos los que estén metidos en procesos de tratamiento de esta enfermedad, para que vean que con paciencia y optimismo, todo termina.

© 1999-2013 www.familiasconperthes.net. Todos los derechos reservados.

Los autores de ésta página no nos responsabilizamos de los errores u omisiones cometidos en el texto, ni de los testimonios presentados.