Familias con PERTHES.net

Grupo de apoyo para las familias de habla hispana. Desde 1.999.

CASOS de PERTHES

ELSA

Soy Almudena, madre de Elsa, de Madrid

Elsa nació con una Luxación Congénita de Caderas.

El problema es que, era un caso complicado. Primero, le tuvimos que poner unas correas para poder igualarle las caderas, que no dieron ningún buen resultado.

El viernes siguiente, a la salida de la clínica donde nació, la llevamos al hospital Niño Jesús, para que la viese el mismo traumatólogo, y nos dijo que sería necesario ponerle una escayola. Quedamos para el día 27, ya que veía que las correas no le hacían ningún buen efecto y era esencial paralizarle las caderas.

A Elsa la escayolaron el día 27 de noviembre. Teníamos que volver en 6 meses. No dejó de llorar en toda la noche. Yo, como mamá novata, no dejaba de pensar que le ocurriría, ya que no sabía que más hacer. Le propuse al papá, llevarla a otra clínica y que nos indicasen que todo iba bien, y que se tendría que acostumbrar a la escayola.

Nos acercamos a la clínica San Rafael, y el doctor que la vio nos dijo que esa escayola no estaba bien puesta y que tenían, primero, que igualarle las caderas, y luego se le podría escayolar con una escayola de fibra que se cambiaría según el crecimiento de la niña; cada 10 ó 15 días, ya que los bebés crecen muy rápido y la escayola se le quedaría pequeña.

Cuando le colocaron las botellas que las iban llenando, poco a poco, de agua, era horroroso tenerla tumbada en una cama de mayores, y atada de manos para que no se moviera. Primero, en una pierna, y días después, la otra. Yo no la podía coger en brazos y Elsa pasaba muy malas noches por los cólicos de lactante, ya que además no podía moverse. Además, tuvo gastroenteritis, que tuvimos que dejar que se erradicara para poderle poner la escayola. Se la pusieron el día 11 de diciembre. Tardaron casi una hora. Si pasaba buena noche, le daban el alta el día siguiente. Cada 10 ó 12 días, nos teníamos que acercar a la consulta para que se la cambiaran.

En el mes de Abril, se la quitaron definitivamente, y le colocaron una férula. ¡Cómo tenía las piernas de heridas! ¿Cómo lo había soportado?. Le dimos su primer baño, y no lloró en absoluto. Se relajó tanto, que terminó dormidita.

El Dr. Nieto, nos dijo que el fémur ya estaba en su sitio y que sólo le pusiéramos la férula por la noche. Cuando se la retiró, disfrutamos mucho tanto los papás como ella. La sentamos en todos los sitios (su trona), la dejábamos por el suelo.

Elsa, comenzó el colegio, seguíamos las revisiones y todo iba bien; hasta que un día, al recogerla del colegio, salía quejándose de dolor en ingle derecha. Salía cojeando y no quería correr. A la dos semanas, teníamos que ir a la nueva revisión, y… ¡cuando la vio el doctor, nos indicó que sería Perthes!.

¡El padre y yo estábamos asustados!. No teníamos ni idea de eso del Perthes. Miré en internet, en la biblioteca, pregunté al pediatra…

Una compañera de mi trabajo, me comentó que su hijastro era Traumatólogo y, que si quería, le iba a preguntar que si conocía a algún colega que tratase el tema del Perthes.

Mi compañera me dio la dirección del Dr. Amaya, y le pedí cita. Al ver a Elsa, nos dijo que lo primero era nivelar las caderas, y que el fémur izquierdo estaba en fase de necrósis.

Elsa estuvo, unos 9 meses, con el aparato de Thomas. Le vino muy bien, y además se adaptó enseguida. Luego, el doctor se lo retiró y tenía que procurar no correr ni saltar… ¡hasta que un día volvió a quejarse!. Cojeaba, cuando más, por la mañana y por la tarde. Hasta pasaba mala noche, quejándose del dolor en la ingle.

Volvimos a ver al doctor, y nos dijo que necesitaba una intervención. Sería necesario colocarle en la cadera derecha 7 tornillos y una placa (osteotomía); también le hicieron una incisión en la ingle derecha y otra apertura, introduciendo tornillos, en la pelvis.

Le realizó la intervención el día 30 de Octubre del 2009. Tenía escayola cubriendo toda la cintura y las caderas, y bajando por la pierna derecha hasta el pie.

El día 15 de Noviembre, fuimos a la revisión y le quitaron la escayola. Le realizaron 2 radiografías y pasamos a la consulta.

Osteotomia Yeso despues de osteotomia

Esperábamos la conclusión, y nos enteramos de la gran sorpresa: ¡Elsa tenía los tornillos colocados en la pierna derecha, en su sitio, sin ningún problema; no se había movido ninguno. Y, también lo importante, el fémur derecho, donde tenía necrósis, está totalmente regenerado!. ¡Super-contentos! Un sueño hecho realidad.

Os deseamos a todas las familias, que os ocurra lo mismo que a nosotros con Elsa. ¡Que el Perthes desaparezca cuanto antes!

Osteotomia

Junio 2010: Elsa ¡está estupendamente!. Podrían quitarle los tornillos, pero como ha tenido hace poco la operación preferimos que aguante lo que pueda. Puede que no haga falta retirárselos. Tiene que llevar un poquito de alza en el zapato derecho, pero es lo de menos. ¡Estamos super-contentos!. La próxima revisión en un año, si todo le va bien.

© 1999-2013 www.familiasconperthes.net. Todos los derechos reservados.

Los autores de ésta página no nos responsabilizamos de los errores u omisiones cometidos en el texto, ni de los testimonios presentados.