Familias con PERTHES.net

Grupo de apoyo para las familias de habla hispana. Desde 1.999.

YO TUVE PERTHES

MAURICIO

Hola!

Le escribo estas letras gracias al artículo escrito sobre usted en el suplemento del país (ciberp@is).

Me hizo mucha ilusión y me trajo muchos recuerdos a mi memoria cuando vi que hablaban de la enfermedad del Perthes.

Le cuento mi caso: Actualmente tengo 28 años, y cuando tenia 12 años sufrí la enfermedad, como se puede imaginar si a usted le han estado mareando con su hijo de medico en medico sin saber que tenia, imagínese hace 16 años. Yo como en el caso de su hijo recorrí media España para encontrar alguien que le dijera a mis padres que es lo que me ocurría. Pero no hubo manera de que ningún médico me diagnosticará la enfermedad, cómo la iban a diagnosticar si con el tiempo me entere que fui el segundo caso en España que sufrí esta enfermedad. Gracias al primer médico que visite, una bellísima persona y un profesional en toda regla, mi sanación de la enfermedad fue efectiva, el me recomendó que estuviera en reposo y estuve cerca de 1 año postrado en cama, como usted sabrá no podía apoyar la pierna porque la tenia como "muerta" ya que el hueso de la cadera se había degenerado y no era capaz de soportar el peso de mi cuerpo.

Durante este año que estuve en cama visite muchos médicos como ya le dije y me recomendaban multitud de tratamientos, rehabilitación para intentar fortalecer la pierna, etc.. Pero yo sólo hice caso al primero y sólo hacia reposo, reposo y más reposo.

Finalmente este médico investigando encontró un articulo en una revista americana donde se hablaba de esta enfermedad así que nos volvió a llamar para decirnos que el único remedio para la enfermedad era el que el nos dijo en el primer momento REPOSO y paciencia mucha paciencia ya que no se sabia por que aparecía la enfermedad y tampoco las causas por la que desaparecía, y así fue , después de estar casi un año en cama había perdido un curso escolar y mis padres no estaban dispuestos a que perdiera otro, de modo que entre el médico y mis padres decidieron pedir en una ortopedia un zapato con un tacón de 15 cm de manera que la pierna izquierda que era donde sufría el Perthes, quedara siempre colgando sin forzarla de ninguna forma, es decir en reposo, y mediante muletas y gracias a la otra pierna que gracias a dios no sufría la enfermedad pude volver a hacer una vida medio normal. Con muletas estuve cerca de 2 años hasta que por arte de magia el hueso de la cadera volvió poco a poco a recuperarse hasta su total recuperación.

Después de ello mi vida volvió a ser completamente normal, no volví a tener problemas y de echo llegue a ser un deportista nato jugando al baloncesto casi a nivel profesional, por ello le digo que ANIMO no desespere, tenga mucha paciencia que igual que llega se va.

Como vera por mi experiencia, sin ser yo médico, le recomendaría que ante todo eduque a su hijo a que por nada del mundo intente forzar la pierna que sufre la enfermedad. Ya sé que puede ser muy duro para su hijo con la edad que tiene, yo recuerdo muy bien lo que se siente al estar en la cama y escuchar a todos tus amigos jugando en la calle, pero los niños bloquean los malos recuerdos y yo ahora ni me acuerdo de ellos a no ser que como ahora alguien me traiga esos recuerdos a la memoria.

Un saludo. MAURICIO.

© 1999-2013 www.familiasconperthes.net. Todos los derechos reservados.

Los autores de ésta página no nos responsabilizamos de los errores u omisiones cometidos en el texto, ni de los testimonios presentados.